Por Una Tijuana Para Todos

๐“๐ˆ๐‰๐”๐€๐๐€ ๐„๐’๐“๐€́ ๐‡๐„๐‘๐ˆ๐ƒ๐€ ๐๐„๐‘๐Ž ๐๐Ž ๐•๐„๐๐‚๐ˆ๐ƒ๐€

-๐€๐ฅ๐›๐ž๐ซ๐ญ๐จ ๐‚๐š๐ฉ๐ž๐ฅ๐ฅ๐š ๐ฌ๐ž ๐ซ๐ž๐ฎ́๐ง๐ž ๐œ๐จ๐ง ๐ญ๐ข๐ฃ๐ฎ๐š๐ง๐ž๐ง๐ฌ๐ž๐ฌ ๐š ๐ช๐ฎ๐ข๐ž๐ง๐ž๐ฌ ๐ข๐ง๐Ÿ๐ฎ๐ง๐๐ž ๐š́๐ง๐ข๐ฆ๐จ๐ฌ ๐ฉ๐š๐ซ๐š ๐ช๐ฎ๐ž ๐œ๐จ๐ง ๐š๐œ๐ญ๐จ๐ซ๐ž๐ฌ ๐ฉ๐จ๐ฅ๐ข́๐ญ๐ข๐œ๐จ๐ฌ ๐œ๐จ๐ฆ๐ฉ๐ซ๐จ๐ฆ๐ž๐ญ๐ข๐๐จ๐ฌ ๐ฒ ๐จ๐ญ๐ซ๐จ ๐ž๐ฌ๐œ๐ž๐ง๐š๐ซ๐ข๐จ, ๐ฌ๐ž ๐ซ๐ž๐œ๐ฎ๐ฉ๐ž๐ซ๐ž ๐ฅ๐š ๐ฉ๐š๐ณ ๐ฒ ๐ฅ๐š ๐ฌ๐ž๐ ๐ฎ๐ซ๐ข๐๐š๐ ๐ฉ๐ฎ́๐›๐ฅ๐ข๐œ๐š๐ฌ, ๐ฌ๐ž๐œ๐ฎ๐ž๐ฌ๐ญ๐ซ๐š๐๐š๐ฌ ๐ฉ๐จ๐ซ ๐ฅ๐š ๐๐ž๐ฅ๐ข๐ง๐œ๐ฎ๐ž๐ง๐œ๐ข๐š

-๐‹๐š๐ฆ๐ž๐ง๐ญ๐š ๐ฅ๐š ๐ฉ๐ž๐ซ๐ฌ๐ข๐ฌ๐ญ๐ž๐ง๐ญ๐ž ๐ข๐ง๐๐จ๐ฅ๐ž๐ง๐œ๐ข๐š ๐ฆ๐ฎ๐ง๐ข๐œ๐ข๐ฉ๐š๐ฅ ๐ฉ๐š๐ซ๐š ๐ก๐š๐œ๐ž๐ซ ๐Ÿ๐ซ๐ž๐ง๐ญ๐ž ๐š ๐ฅ๐š ๐ฏ๐ข๐จ๐ฅ๐ž๐ง๐œ๐ข๐š ๐ฒ ๐ฅ๐š ๐ข๐ฆ๐ฉ๐ฎ๐ง๐ข๐๐š๐ ๐ช๐ฎ๐ž ๐ฅ๐š๐œ๐ž๐ซ๐š๐ง ๐ฒ ๐๐ž๐ฌ๐ฆ๐จ๐ซ๐š๐ฅ๐ข๐ณ๐š๐ง ๐š ๐ฅ๐š ๐ฌ๐จ๐œ๐ข๐ž๐๐š๐

-๐‹๐จ๐ฌ ๐ฅ๐ข๐๐ž๐ซ๐š๐ณ๐ ๐จ๐ฌ ๐๐ž ๐จ๐ซ๐ ๐š๐ง๐ข๐ฌ๐ฆ๐จ๐ฌ ๐๐ž ๐ฅ๐š ๐™๐จ๐ง๐š ๐„๐ฌ๐ญ๐ž ๐ฌ๐ž ๐š๐ฉ๐ฎ๐ง๐ญ๐š๐ง ๐ฎ๐ง ๐ง๐ฎ๐ž๐ฏ๐จ ๐ž́๐ฑ๐ข๐ญ๐จ ๐ฉ๐ซ๐จ๐ฆ๐จ๐ฏ๐ข๐ž๐ง๐๐จ ๐ž๐ฌ๐ญ๐ž ๐ญ๐ข๐ฉ๐จ ๐๐ž ๐ž๐ฏ๐ž๐ง๐ญ๐จ๐ฌ ๐œ๐ข๐ฎ๐๐š๐๐š๐ง๐จ๐ฌ


Tijuana, 2 de noviembre 2023.-
Nuestra querida Tijuana estรก herida, y si los ciudadanos no se unen para revertir el estado de descomposiciรณn en que nos ha sumido un gobierno municipal acobardado que se esconde en un cuartel militar en vez de encabezar la batalla a favor de la seguridad y la paz pรบblicas, en tres aรฑos la ciudad serรก territorio controlado por la delincuencia.

Sin temor a las secuelas que pudiesen tener sus reveladoras expresiones sobre el degradado clima de alta violencia que vive hoy dรญa la ciudad, el experto en seguridad y ex secretario de Seguridad Pรบblica en Tijuana y en dos entidades del paรญs, Alberto Capella Ibarra, desgranรณ una a una las perniciosas estadรญsticas que nos hacen la quinta ciudad mรกs violenta del mundo y la primera en el paรญs, un deshonroso lugar en que nos han situado unas autoridades municipales que se distinguen por su apatรญa, cobardรญa y torpeza para enfrentar la criminalidad de Tijuana.

La apatรญa porque gobiernan de espaldas a la ciudadanรญa y para una agenda personal y polรญtica; la cobardรญa porque la cabeza principal de la ciudad, la alcaldesa Monserrat Caballero, prefiriรณ esconderse en el Cuartel Militar en vez de liderar el combate a la inseguridad, y la torpeza porque han sido incompetentes para frenar la lamentable tendencia de los homicidios dolosos que se suceden en Tijuana al espantoso ritmo de cinco vรญctimas letales por dรญa.

Alberto Capella denunciรณ lo anterior ante un salรณn pletรณrico de ciudadanos que buscan respuestas a la inseguridad que reina en sus calles y colonias. La audiencia que lo acompaรฑรณ durante el Foro de Seguridad “Estrategias para el combate a la extorsiรณn en Tijuana”, compartiรณ con el expositor desalientos y esperanzas ante el clima de intimidaciรณn en que viven los tijuanenses a causa de la impunidad con que actรบan los delincuentes, pero que a la vez tienen expectativas y certezas de que esto cambie con la uniรณn ciudadana, con actores polรญticos verdaderamente comprometidos con su ciudad y mejores estrategias de seguridad pรบblica.

El tambiรฉn activista social que alguna vez conmoviรณ y levantรณ de su zona de confort a la sociedad tijuanense que ya estaba harta de la inseguridad pรบblica, hablรณ ante su auditorio desde la estadรญstica dura generada por organizaciones independientes especializadas -como el expositor- en temas de seguridad pรบblica.

Los resortes que impulsan a Capella Ibarra a denunciar la indolencia gubernamental en materia de seguridad pรบblica no obedecen a caprichos, revanchas ni inventos personales sino al anรกlisis serio y profesional de otros ciudadanos que comparten con รฉl desencanto y frustraciรณn frente a la crisis de seguridad en que viven las familias tijuanenses.

Para ilustrar el estado de cosas que prevalecen en la ciudad, ilustrรณ que Tijuana ocupa el quinto lugar en el ranking mundial de las ciudades mรกs violentas, con una tasa de 105 homicidios por cada 100 mil habitantes, de acuerdo con el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pรบblica y la Justicia Penal A.C.

A lo anterior agregรณ que de cada cien crรญmenes que se comente en Tijuana, sรณlo uno de los delincuentes que lo comete, obtiene una sentencia, que no siempre es condenatoria. Es decir, รบnicamente al 1 por ciento de los 100 casos es resuelto, lo que significa que hay una impunidad prรกcticamente total, porque delito que no se castiga, se vuelve a cometer.

Sin embargo, la tragedia de los homicidios dolosos no es la รบnica que le acontece a la sociedad tijuanense. A la anterior se agregan la extorsiรณn (el famoso “cobro de piso”) que ha adquirido carta de residencia en la ciudad sustituyendo al secuestro.

Sobre lo anterior explicรณ que las autoridades presumen ahora que se ha reducido el รญndice de secuestros en la entidad y en Tijuana. “Pues claro, ahora le resulta mรกs cรณmodo al delincuente llegar con el comerciante y decirle que le pagarรก para dejarlo trabajar. Y luego llegarรก el delincuente de otro cartel a amenazarlo de que si le paga a aquellos tambiรฉn le va a pagar a los suyos”.

Tijuana estรก acorralada y si las autoridades no actรบan contra el crimen, la ciudad quedarรก totalmente secuestrada por la delincuencia.

En este punto, Alberto Capella reiterรณ el funesto pronรณstico de que si la autoridad municipal sigue indolente e inepto ante el crimen, en tres aรฑos la ciudad ya no serรก de los tijuanenses sino de los delincuentes.

Al foro sobre seguridad pรบblica tambiรฉn fue invitado el mayor general Fabiรกn Laurence Cรกrdenas Leone, un experto en asuntos de seguridad pรบblica, con 37 aรฑos de experiencia en su natal Colombia.

Al hacer uso de la voz, el experto policiaco con formaciรณn castrense se dijo tijuanense de corazรณn y a cuya sociedad admira por su transparencia y valentรญa y con la que comparte la tragedia que le sucede actualmente.

Por lo anterior dijo que era necesario apoyar a los lรญderes ciudadanos, pero tambiรฉn que le exijan resultados. “No se acostumbre a vivir mal (en medio de crรญmenes y extorsiรณn)”, acotรณ al lamentar la circunstancia actual en que viven los tijuanenses.


“Ustedes tienen gran lรญder reconocido en el extranjero”, aรฑadiรณ en su intervenciรณn, y asegurรณ que, en su paรญs, Colombia, son muy celosos en reconocer a extranjeros y, sin embargo, Alberto Capella se ha ganado el reconocimiento de las instituciones y de las corporaciones.

El Foro sobre Seguridad Pรบblica fue organizado y patrocinado por las organizaciones ciudadanas de la Zona Este comenzando por el Comitรฉ Ciudadano Zona Este que dirige el Maestro Marco Antonio Gonzรกlez Arenas, junto con el presidente del Grupo 33 de Baja California, Margarito Baรฑuelos y el dirigente del Colegio de Abogados de la Zona Este, abogado Anรญval Ramรญrez Valdivia.

Desde sus respectivas dirigencias lideraron sus estructuras y membresรญas para hacer posible este evento ciudadano que generรณ un sinfรญn de respuestas y adhesiones a un proyecto de unidad indispensable para revertir la ostensible degradaciรณn de un gobierno reacio a escuchar el clamor ciudadano.

Comentarios